Crónica sábado 3 de noviembre.

Hay un dicho que afirma que las segundas partes nunca fueron buenas.  En este caso la frase “entradas agotadas” fue la que rompió esta premisa e hizo que aumentara la cifra de público en la segunda noche del Suaverock.

“Agradecimientos a Cordoba Rock, a la Asociación, a todos los que habéis venido. La gente que ha estado cerca de nosotros sabe las ganas que teníamos de estar aquí”– confiesa Miguel Ángel Castro, guitarra solista de Stigia. Con estas palabras el grupo de trash metal  montillano expresó las inmensas ganas de presentar sus dos nuevos temas (“Tierra Prometida” y “Nuestra esclavitud”)  y su reciente formación (con la incorporación de Javier Hidalgo al bajo y el nuevo papel de Rubén  encargado de poner guitarra y voz a la banda). La otra muestra de agradecimiento  fue en forma canción, concretamente “Fábrica de mártires”, tema que  Stigia dedicó a un público entregado, a los que bailaron “pogo” en sus canciones, al “Escuadrón de la muerte”.

 Los siguientes en plantarse sobre el escenario fueron los componentes de Sefarad, quizá el grupo más curtido del festival ya que su andadura en el mundo de la música se remonta a 1994. Con una amalgama entre rock sinfónico y rock andaluz  interpretaron temas como “Lluvia de alcohol” donde despidieron a su guitarrista Jesús Toledano el cual “se va en embarcar en nuevos proyectos musicales”, aseguró Juli Ranchal, cantante de Sefarad. Tras el grupo lucentino le tocó el turno a Antuan, a Rafa, a Pastor y a Pastrana, miembros de Hijos del Hambre. Sus sombreros de copa y sus chalecos sin camisa ya anuncian que su show va a ser el más divertido de la noche. Y así fue. Ocurrentes presentaciones para unas canciones que hablan de temas tan variados como la injusticias sociales  (“Hijos de la calle”) o de los sufrimientos de la madre de un rockero (“Amor de madre”), todos recogido en su último proyecto “Adiós mi Rockalcohol”.

Octavo y último grupo del festival. Durante la actuación la bandera inglesa ondeó para acompañar el tributo a una de las bandas más relevantes del heavy metal. “The Trooper” o “Run to the hills” fueron solo dos de los 15 temas que Opera Prima escogió para homenajear  Iron Maiden y ofrecer una actuación que comenzó con un ejercicio de modestia de parte de José Ángel Díaz. Antes de empezar, el cantante de la banda pidió al público un fuerte aplauso para cada uno de los grupos que le había precedido durante la noche del festival. Después de esta petición se inició el espectáculo de este grupo jiennense que activó la euforia del público, tanto que se atrevieron sacar al cantante del escenario y llevarlo  en volandas por toda la sala.

Con Opera Prima y “Always look on the bright side of life” se despidió el Suaverock 2012. Los silbidos y los mensajes optimistas de la canción de los Monty Phyton fueron el cierre de  la tercera edición de este festival organizado por Cordobarok. Es grato saber que en tiempos de crisis todavía quedan bastantes iniciativas de música en directo. Es grato saber que todavía ¡hay mucho rock and roll!

Categorías: Crónicas, slide

4 comentarios

  1. Deadly Legacy dice:

    ¡Arriba ese escuadrón de la muerte! Pedazo de noche la que pasamos allí. Por suerte al final dejó de llover y pudimos volver sin mojarnos.
    Ahora a pensar en el suave rock del año que viene. ¿Cuándo se ponen a la venta las entradas? jeje

  2. Cordoba Rock dice:

    [Comment imported from blog]

  3. Cordoba Rock dice:

    [Comment imported from blog]

  4. [Comment imported from blog]

  • Archivo

  • Meta